Relato corto: Ciudad habitada

Aquí dejo un relato temprano del año 2009 que presenté a los octavos premios provinciales de la juventud de la diputación de Alicante.

El texto ganó el tercer premio de la categoria relato breve y fue la consecuencia de que comenzara meses atrás a pensar en un relato sobre un protagonista solitario en una ciudad abandonada.

Espero que te guste y que dejes tus impresiones en los comentarios.

CIUDAD HABITADA

9 de Mayo: Ayer se cumplieron dos meses desde que me quedé solo. Para celebrarlo pasé el día entero en la playa bañándome y tomando el Sol, sin protección, sin toalla y  sin bañador. Cuando cayó la noche me quedé dormido en medio de la arena y me he despertado hoy al amanecer.

Consecuencias: una insolación por todo el cuerpo que me está torturando, pero no importa, hice lo que quería hacer.

Creo que el resto del día lo voy a pasar tranquilamente en casa.

10 de Mayo: Finalmente ayer por la tarde salí un rato, me aburría en casa. Me dediqué a pasear por la ciudad sin rumbo, como viene siendo habitual. Una cosa que hasta hoy no me había llamado la atención me hizo reflexionar: la ausencia de coches en medio de las calles. Cuando todos desaparecieron es seguro que por toda la ciudad debían de haber miles de coches circulando. Sin embargo todos los coches que veo están aparcados o en garajes (lo he comprobado). ¿Cómo es posible que los comercios aparezcan abiertos porque sus ocupantes se encontraban trabajando cuando desaparecieron pero que sin embargo no haya ni un solo vehículo en medio de la calle? ¿Es que acaso todos los conductores sufrieron un repentino ataque de aparcamiento y tuvieron que estacionar sus vehículos antes de irse con los demás?

Todo esto me hace darle demasiadas vueltas a la cabeza, y no estoy seguro de querer eso ahora mismo. Recordatorio: dejarlo pendiente para más adelante.

12 de Mayo: Ayer estuve todo el día tratando de buscar una explicación a mi descubrimiento, pero no fui capaz. Llegué a bajar al centro y entré en varios Parkings, corroborando lo que ya sabía: todos los vehículos aparcados en sus plazas y ninguno fuera del sitio. Por todas las calles que crucé, igual. Incluso me acerqué a la Gran Vía para echar un vistazo y nada, todo en su sitio. Se hizo tarde, así que dormí en una casa cualquiera de la zona.

Estoy comenzando a tener miedo por las noches, y no me gusta esa sensación.

14 de Mayo: Hoy está lloviendo y no me apetece salir. Me da igual lo que pase con los vehículos, después de tantos años deseando estar solo se cumplió mi deseo, no voy a dejar de disfrutarlo por una cosa a la que no voy a encontrar explicación.

15 de Mayo: A veces es difícil pensar con claridad, por eso llevo el diario siempre encima, para que me ayude a centrarme en el presente cuando mi mente comienza a volar. Cuando no tienes a nadie con quien hablar, cada vez se hace más difícil razonar en profundidad o de una manera “social”, no sé como explicarlo. Uno se vuelve hacia dentro y aprende muchas cosas, pero estoy seguro de que si de pronto al girar una esquina me topara con alguien, no sería capaz de pronunciar más que unas palabras, y no sería por la sorpresa.

18 de Mayo: Hoy he vuelto a la ciudad. He pasado dos días visitando los alrededores, me he acercado a varios pueblos cercanos para echar un vistazo. Apenas si he bajado del coche, lo justo para comprobar que todo aparece igual que en la ciudad: comercios abiertos, luces encendidas, vehículos aparcados y ni rastro de vida animal. En la ciudad se nota menos pero en las zonas más rurales me llamó mucho más la atención: ni pájaros cantando, ni perros callejeros, ni un gato, nada.

La primera noche la pasé en el coche, la segunda regresé, no me gusta estar tan expuesto y la ciudad me hace sentir protegido.

Recordatorio: Buscar animales.

Relato Ciudad Habitada, de Frank Guerra
Relato Ciudad Habitada, de Frank Guerra

21 de Mayo: Hoy ha hecho un día espléndido, así que he vuelto a acercarme por la playa a bañarme. Por la tarde he comido en un chiringuito del paseo mientras recordaba lo atestados que ya se solían poner en esta época del año y lo caro que era todo. Ahora disfruto de las vistas sin compañía, solo y sin que me sableen 3 euros por una Fanta.
Recordatorio: investigar por qué sigue habiendo electricidad sin gente que controle los generadores.

23 de Mayo: sábado. Ayer me acerqué por la zona de marcha del casco antiguo. Con sorpresa he descubierto que hay locales abiertos. He hecho cálculos esta mañana y cuando todo ocurrió era domingo, así que podría tener sentido. Me costó un rato hacerme con los controles del equipo de música, pero finalmente lo conseguí y pasé horas bailando en medio de la pista. Busqué entre las decenas de CD, y me hice una buena sesión con todas las canciones de mi “época”, así que lo pasé bastante bien.

Ah, y las copas gratis ;).

Hoy voy a descansar y mañana iré al castillo.

25 de Mayo: Estoy algo aburrido, no me apetece hacer casi nada, y nada me llama la atención. Incluso escribir esto se hace bastante difícil. He estado viendo películas y series en la casa en la que estoy hoy, pero sin prestarles demasiada atención. Mirando la silenciosa ciudad por la ventana me he puesto todavía más melancólico, así que he subido a la azotea y he contemplado la puesta de Sol sentado en la cornisa.

¿Sabrá Dios lo que ha ocurrido aquí o soy el último ser racional que queda, olvidado definitivamente?

¿Habrá Dios? Me concedió mi deseo de estar solo, así que debe existir, todo esto no tiene explicación lógica pero quien sabe…Tampoco es que tenga con quien discutirlo, ¿no?

26 de Mayo: hoy he ido de “compras”. Quería renovar vestuario y en vez de ir cogiendo lo que encuentro en las casas como hasta ahora, me he recorrido el centro comercial de tienda en tienda y he ido eligiendo lo que más me gustaba, incluso cosas que no me gustaban. La moda es lo más superfluo que teníamos. Vestíamos para gustar a los demás, nos esclavizaba, así que en venganza me he cogido una camiseta rosa con unos pantalones amarillos (que me ha costado muchísimo encontrar) y unas zapatillas de cuadros y lentejuelas. Mañana bajaré al centro a lucir modelito.

27 de Mayo: ¡Ejercicio! Por fin, después de años aplazándolo ha llegado el momento, me voy a apuntar a un gimnasio. Ando mucho desde que me quedé solo, así que eso me mantiene en forma, pero lo que quiero es “ponerme cachas”, me acabo de acordar de Will Smith en aquella película y creo que es buena idea estar físicamente preparado para cualquier eventualidad. Aquí solo puedo contar conmigo mismo. Me daré una vuelta por la ciudad y me instalaré cerca del que más me guste. O lo más probable es que me instale EN el que me guste.

30 de Mayo: Llevo dos días con el ejercicio. Aparte de musculación he comenzado a correr para quemar más grasas, lo bueno de una ciudad vacía es que puedo correr por donde quiera sin preocupaciones. Eso sí, estoy lleno de agujetas y cansadísimo.

Extracto de los papeles encontrados en el bolsillo de una víctima de atropello cerca de la Gran Vía. El cadáver no ha podido ser identificado y nadie recuerda haberle visto el día de los hechos. El automovilista que le arrolló declaró que el sujeto apareció de pronto cruzando la  carretera corriendo. La víctima iba vestida con chándal y zapatillas de deporte, probablemente se encontraba haciendo footing en el momento de los hechos.

Los hospitales psiquiátricos no han denunciado la fuga de ningún interno  y hasta ahora la investigación  no ha podido arrojar más luz sobre la víctima.

El caso sigue abierto.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados

Letras supervivientes
Frank Guerra

Juez Dredd 1981-1985. ¡Lo nunca visto en castellano!

Reseña de Juez Dredd 1981-1985. Las tiras de prensa vol.1.
Juez Dredd 1981-1985 es el primer libro de los tres que recopilan las tiras de prensa semanales del personaje Juez Dredd que se publicaron en el diario Daily Star. Si no conoces a este implacable agente de la ley del futuro, a continuación te cuento lo que necesitas saber.

Read More »

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.