Una bruja con tentáculos. Entre posapocalipsis y maldiciones

Portada de Una Bruja con Tentáculos

Si algo defiendo siempre es que el género posapocalíptico puede ser un buen escenario para cualquier tipo de historia. Creando una buena construcción de mundo se puede dotar a la narración de diferentes enfoques, según sea el tipo de historia que se quiera contar.

Una bruja con tentáculos es un buen ejemplo de lo que digo. Coge un Madrid posapocalíptico, casi vacío, una adolescente gótica que además es bruja de las de verdad, de las de tener poder, y una pizca de misterios lovecraftianos y tienes una mezcla original que se lee del tirón.

Ficha editorial

Una bruja con tentáculos

Daniel P. Espinosa

Obscura Editorial

Portada: Emel Tisova

Novela. Rústica con solapas. 14X22. 288 páginas.

FECHA DE SALIDA: 17/02/2022

Sinopsis

La joven bruja Nitocret vive en un mundo postapocalíptico que le va como anillo al dedo. En este gótico y obscuro universo, herencia de una catástrofe a la que sus habitantes se refieren como «la Gran Caída», la distancia emocional es la norma de convivencia por la que se rige la sociedad. Las redes sociales al uso han desaparecido, y la vida avanza a través de un servicio de mensajería no instantáneo llamado desync.

Nitocret tiene algo único: alberga un misterioso poder interno que aprovecha para trabajar haciendo hechizos por encargo. Un día, cuando su alocada amiga Allegra se esfuma sin dejar rastro, decide investigar su desaparición, lo que la llevará a descubrir una verdad más obscura, si cabe, que el propio mundo en que se ha criado; y es que la relación entre Nitocret y Allegra esconde muchos secretos que guardan relación con la Gran Caída.

Bienvenido a Ciudad Negra, no olvides seguir la etiqueta

Una bruja con tentáculos me atrapó desde que leí su sinopsis. Como he dicho en la introducción, esa mezcla de literatura posapocalíptica con brujería y mitos de Cthulhu tenía que pasar ante mis pupilas, así que conseguí un ejemplar gracias a la editorial y me dispuse a devorarlo, como si de un ente hambriento de más allá del tiempo y el espacio se tratara.

Una bruja con tentáculos  transcurre en un Madrid casi abandonado después de un evento sucedido años atrás conocido como ‘la Gran Caída’. Sus pocos habitantes dedican sus vidas al ocio en garitos de moda o a sus aficiones. Las relaciones personales, y en realidad casi todo, están regidas por un estricto código de conducta que se lleva a cabo a través de la ‘desync’ una suerte de internet posapocalíptico que ha perdido el factor de la inmediatez y cuyos mensajes se demoran mínimo un mes entre el emisor y el receptor, por lo que toda la sociedad ha aceptado un ritmo de vida desesperadamente lento cuando se trata de quedar con un posible ligue, concertar una visita familiar o incluso poder entrar en determinados lugares de ocio. El gobierno es algo oculto, lejano y desconocido que además no interesa a la gente. Existen individuos ajenos al ‘desync’ que van a su rollo y que reciben el nombre de piojos y son despreciados e ignorados por los demás grupos sociales, que se autoimponen con fanatismo las reglas de comportamiento de sus ‘desyncs’.

Nitocret, la protagonista, es una gótica adolescente de cabeza a pies que no deja ni un detalle a la suerte y que guarda en su interior un secreto muy peligroso que podría terminar con lo que queda de civilización. Vive con su padre en un antiguo piso y su vida transcurre entre bailes en su local favorito, trabajos de bruja con clientes de todo tipo y languidecer adolescente de gótica.

Porque tenéis que tenerlo claro: Una bruja con tentáculos es una novela posapocalíptica gótica, o neogótica más bien, protagonizada por una adolescente y en el texto se refleja muy bien con cargadas descripciones, reflexiones pesimistas y una atmósfera inquietante y melancólica que va en aumento según transcurren sus capítulos. No se libra de su ración de amoríos que pueden recordarnos a distopías recientes como ‘Los Juegos del Hambre’ o ‘La Quinta Ola’, pero aquí son debidamente obscuros y tristes.

Otro punto importante y que gustará a los melómanos más conocedores es la importancia de la música de género, oscura y elegante. Durante todo el libro se hace referencia a canciones y músicos que dotan de más atmósfera a la narración, como Rammstein, The Cure o Sisters of Mercy entre otros. De hecho, como extra que siempre se agradece, el libro se abre con enlaces a Spotify y Youtube que contienen una lista de las canciones mencionadas que puedes disfrutar al mismo tiempo que Nitocret. Muy buen detalle.

La estructura se divide en multitud de capítulos cortos que nos hacen avanzar sin darnos cuenta. La narración avanza a buen ritmo y mantiene todo el tiempo el tipo aunque para mi gusto se llega a hacer pesado el tono gótico en algunos momentos, pero bueno, yo no soy especialmente dado a ese tipo de literatura y seguramente los seguidores de los encajes negros y las rayas de ojo infinitas lo encuentren de su agrado.

La historia tiene varios giros interesantes e inesperados que podrán sorprendernos al mismo tiempo que a Nitocret, que irá descubriendo más sobre ella y sobre los que la rodean, desvelando un tapiz de engaños y mentiras que se remonta a… mejor que lo leas.

Un punto algo personal es que según se acerca la conclusión de la novela iba perdiendo el interés levemente, pero era principalmente por lo dicho anteriormente, comenzaba a cansarme lo gótico y el giro romántico que iba tomando más y más peso según avanzaba. El final me pareció algo desangelado, pero porque esperaba otra cosa, no porque fuera malo o desmereciera el resto de la novela.

Para acabar, un detalle positivo que siempre alegra: la casi total faltas de ortografía en el texto. Solo he notado una leve causada por los traviesos ‘duendes de imprenta’, así que estupendo.

Sus personajes

Nitocret es la protagonista principal del libro. La seguimos en todo momento metidos en sus pensamientos y descubriremos sus secretos más ocultos. Resulta divertida en sus circunstancias, ya que la exigente etiqueta social y profesional, no olvidemos que es bruja por encargo, la obligan a actuar como se espera de ella pase lo que pase.

El resto de personajes son secundarios que irán adquiriendo más importancia a medida que avancemos por las páginas de Una bruja con tentáculos, pero no quiero desvelaros quienes tienen un papel destacado y cuales no para que disfrutéis de la historia.

Conclusiones

Una novela atrevida, refrescante en su mezcla, y oscura en su concepto y contenido. Texto gótico y distopía posapocalíptica en un mundo tan intrigante como lánguido.

Nivel de posapocalipisis: 7/10: Un mundo distópico autocontrolado por los ciudadanos y un gobierno lejano con un Madrid casi abandonado por donde las almas vagan errantes por oscuras calles

Valoración personal: 7/10: Una original mezcla de conceptos que te gustará si te gustan las distopías juveniles y el estilo neogótico lovecraftiano.

Puedes comprar Una bruja con tentáculos aquí:

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. A ti no te cuesta más y a mí me ayuda al mantenimiento del sitio web :)

Comparte este artículo:

Artículos relacionados

Letras supervivientes
Frank Guerra

Juez Dredd 1981-1985. ¡Lo nunca visto en castellano!

Reseña de Juez Dredd 1981-1985. Las tiras de prensa vol.1.
Juez Dredd 1981-1985 es el primer libro de los tres que recopilan las tiras de prensa semanales del personaje Juez Dredd que se publicaron en el diario Daily Star. Si no conoces a este implacable agente de la ley del futuro, a continuación te cuento lo que necesitas saber.

Read More »

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.